Port Adriano: el must del verano

La primavera del hemisferio norte ya está aquí y pronto llegará el verano y las ganas de disfrutar del mar, de las terrazas de ambiente o de una buena copa al atardecer oliendo a brisa marina. Surgen los planes de viaje y mil destinos empiezan a rondar. Mallorca es una excelente opción, con parada obligatoria: el puerto deportivo de Port Adriano.PortAdriano1

Port Adriano, ubicado en la bahía de Calvià, es un must dentro de los puertos deportivos del Mediterráneo. Creado como puerto deportivo en 1974, fue rediseñado en 2012 por el afamado arquitecto francés Phillipe Starck, convirtiéndolo así en un referente turístico internacional.

El puerto ofrece casi 500 amarres para barcos de una amplia gama de esloras, de entre seis a cien metros. Adicionalmente, el estilo y encanto de Starck se tradujo en un centro comercial que combina con su entorno y ofrece entretenimiento, diversión, amplia oferta gastronómica y una zona comercial con boutiques de primeras firmas. Pequeños detalles como los bolardos e iluminación especial emanan encanto y sofisticación.PortAdriano2

Otro plato fuerte de la oferta de ocio de Port Adriano, son los eventos que se celebran durante todo el año: conciertos con grandes artistas, Food Street Festivals, actividades deportivas e importantes regatas internacionales.

Port Adriano se encuentra en el suroeste de Mallorca en el municipio de El Toro. Tiene una playa de arena que es limpiada constantemente y también se pueden visitar los campos de golf Santa Ponsa I, II y III, que ofrecen excelentes instalaciones tanto públicas como privadas.PortAdriano3

También se encuentran escuelas para clases de vela y navegación, centros de buceo y submarinismo, windsurfing, kite surfing, paddle surf, fly-board y jet skis.

Específicamente sobre el windsurfing, hay una leyenda mallorquina del siglo 13 que narra la historia de un monje que con su hábito y un palo en forma de vela logró navegar desde Mallorca a Barcelona. Se puede observar a dicho monje en la veleta de la iglesia de Sóller.PortAdriano4

Otra historia antigua, aunque más reciente y menos legendaria, habla de que en el año 1867, con 20 años de edad, llegó por primera vez a Mallorca el Duque Ludwig Salvador.  Este velerista y trotamundos, precursor de los estilos de vida alternativos llenos de aventura, fue amigo de la emperatriz Sissi y escritor de libros de viajes, entre otras muchas cosas más.

Lo cierto es que también quedó atrapado por la fascinación de la isla.

Pin It