Más de 70 riders en el Adícora Kite Viento Extremo 2009

Daniela Aquatella Campeona de Free Style

Daniela Aquatella Campeona de Free Style

En el estado Falcón (Playa Sur) se llevó a cabo el Adícora Kite Viento Extremo, una competencia organizada por el Adícora Kiteboarding Club.

La justa duró tres días, y se compitió en las categorías Free Style Pro y amateur, y Long Distance masculino y femenino, modalidad en la que se recorrieron 10 kilómetros.

En la categoría Free Style Pro masculino, el triunfo fue para Oscar Hurtado del Club Adícora, mientras que Sergio Cohello (Adícora) se lazó con la segunda posición, seguido por el colombiano Ricardo Lecceze.

Por su parte, Hernán Arens, Jyostin Raaz y Frank Hurtado, todos de Adícora, reinaron en la categoría Free Style amateur.

En el Free Style femenino, Daniela Acquatella se llevó la corona, escoltada por Elena Dulce de Finlandia y Elisa Castillo (Oriente Kitesurf).

En el Long Distance, algunos riders no culminaron el recorrido, debido a su dureza. Daniel Badell (Adícora), Juan Fernández (Yaque) y el argentino Fernando Dulce se apuntaron el oro en masculino, mientras que en femenino, Helena Dulce triunfó acompañada de Yohana Contreras y Pia Di Fiore.

Deporte extremo

El Kite, Kitesurfing, Kitesurf, Kiteboarding o Kiteboard, nace como respuesta a la necesidad de contar con una actividad alternativa a la práctica del Windsurf cuando había poco viento. Consiste en el uso de un kite (kite, del inglés cometa) que tracciona al kiter, éste está sujeto por 4 ó 5 (antiguamente 2) cuerdas, dos fijas a la barra, y las 2 ó 3 restantes pasan por el centro de la Botavara y se sujetan al cuerpo mediante un Arnés, permitiendo deslizarse sobre el agua mediante una tabla diseñada especialmente.

Los hermanos Legaignoux (campeones júnior franceses de navegación a vela, instructores, surfistas, windsurfistas, etc.) se inspiraron al ver en 1984 un Catamarán impulsado por una cometa Flexifoil de dos líneas.

Decidieron crear entonces, un prototipo de Cometa de costillas inflables, deslizándose con esquíes sobre el agua, pero que rápidamente fueron reemplazados por tablas de surf con strapps para sujetar los pies. Trabajaron en su desarrollo durante 10 años, sin lograr atraer a inversores debido al auge que por esos años tenía en Windsurf como deporte de viento. Sin embargo, lograron vender unas 200 unidades entre 1993 y 1994.

En 1997 salieron a la venta los primeros kites de cuatro líneas que lograron fabricar en Neil Pryde (principal fabricante de velas de Windsurf en esos años) con la marca Wipika modelo Wipika Classic. Neil Pryde llegaba a casi todos los comercios y Spots del planeta en los que se practicaba el Windsurf, en especial Hawai, la meca del Windsurf. En 1998 comenzaron a vender las primeras licencias y a partir de allí muchas marcas que incursionaron en el mercado.

Hoy en día tanto el Windsurf como el Kitesurf están consolidados y más que competir, coexisten.

Pin It