Holanda descubrirá los secretos de un barco del S. XVIII hundido en el canal de la Mancha

Holanda investigará los restos del barco Rooswijk, perteneciente a la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales y hundido en enero de 1740 durante una tormenta frente a las Goodwin Sands, un banco de arena en la costa inglesa del canal de La Mancha, de acuerdo a la información del portal de noticias “Dutchnews”.

El Ministerio de Educación de los Países Bajos afirmó que el Reino Unido también colaborará en las inspecciones para analizar y recuperar los restos de la nave cargada de cofres de plata, que se desarrollarán entre el 1 de julio y octubre de este año.

Por su parte, el diario neerlandés “De Telegraaf”, explicó que el buque se encuentra en riesgo por los cambios en las corrientes marinas, así como por un proyecto para extraer arena de Goodwin Sands.

Buques de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, pintura de mediados del siglo XVIII. Foto: Royal House of Kupang

El barco partió hacia la India con una tripulación de 350 personas y ninguno de los viajeros sobrevivió al naufragio, precisó la radiotelevisión pública “NOS”.

La ministra neerlandesa de Educación en funciones, Jet Bussemaker, subrayó la importancia de estas naves hundidas y las calificó de “cápsulas del tiempo repletas de historia”.

Un carpintero y un submarinista descubrieron por casualidad el Rooswijk en 2004 y un año después se recuperaron un millar de barras de plata, monedas de oro y una jarra de mostaza que fueron entregadas al Ejecutivo de los Países Bajos.

La Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales se fundó en el año 1602, cuando se le otorgó un monopolio de 21 años para comerciar con Asia, y está considerada la primera multinacional del mundo.

Pin It