Refugio de Fauna Silvestre de Cuare

14 julio 2009 por  
Archivado en Ambiente, Destinos

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Delicious
  • Digg
  • Technorati
  • Add to favorites
  • Email

cuare-1El refugio de Fauna Silvestre Cuare es un mundo en sí mismo. Su belleza satura los sentidos, su exuberante explosión de naturaleza nos recuerda el infinito esplendor de la vida. Si pudiera hablar nos pediría: ¡Déjenme ser!

Un territorio demasiado rico para ser considerado como un destino cualquiera. Al visitarlo cada uno tendrá dónde elegir su éxtasis: en las tonalidades de verde, en sus agrestes riscos, en sus aves que llenan de color el cielo, en sus sinuosos caminos de agua entre manglares, en sus petroglifos de la Cueva del Indio, en la fe de sus habitantes que veneran a las vírgenes del Valle y del Carmen… Lo mejor es abrir los sentidos de una manera total: ojos de niño para maravillarse con todo lo que ofrece el Refugio de Fauna Silvestre Cuare.

Con una superficie de 11.853 hectáreas, de él forma parte el Golfete de Cuare, una bahía de 1.982 hectáreas que se extiende a lo largo de la vertiente Norte del Cerro Chichiriviche. Un cuerpo de agua es comunicado con el mar por una boca de más de 500 metros de ancho, tiene un promedio de dos metros de profundidad y está bordeado de bosques de mangle, canales y cuevas.

La vertiente sur del Cerro Chichiriviche está compuesta por bosques siempreverdes y semidecíduos, en la vertiente este domina un bosque deciduo (que pierde sus hojas durante la estación seca) y la vertiente noroeste se caracteriza por riscos escarpados, visibles desde el lado marino, en cuyas grietas se desarrolla un tipo de vegetación particular. Los riscos están rodeados por bosques altos que, en algunos lugares, descienden casi hasta el mar y se confunden con el denso manglar.

El Refugio de Fauna Silvestre Cuare se encuentra en la planicie de inundación del río Tocuyo, y recibe aportes del río Sanare y de cursos intermitentes que nacen en el Cerro Chichiriviche por el sur: Caño Dieguito, Boca San Pedrico, Boca San Juanico y Barón. Cuando el río Tocuyo se desborda el agua dulce entra en contacto con el mar llevando los nutrientes de la tierra. Gracias a esto, en sus aguas y manglares crece la ostra mangle, de valor económico para los pobladores.

cuare-2Cuare también está cerca del río Tucurere, que en época de lluvia inunda su propia planicie, la cual fue decretada Reserva de Fauna Silvestre. Por esta cercanía,  en este refugio se pueden observar loros y otras aves de ecosistemas terrestres.

Toda esta diversidad de fauna y flora está más cerca de lo que muchos se imaginan. Al Refugio se llega por la carretera que conduce a Chichiriviche y se encuentra en la costa oriental del estado Falcón, al lado del Parque Nacional Morrocoy.

Amenazas al refugio

En el Refugio de Fauna Silvestre Cuare habitan más de dos tercios de las especies de aves del territorio nacional, como los flamencos del Sur del Caribe y las corocoras rojas, que utilizan ciénagas y cayos, además de garzas y pájaros migratorios que aprovechan para alimentarse, aparearse y descansar.

Cuare fue decretado Área Bajo Régimen de Administración Especial el 31 de mayo de 1972 porque se detectó que en esta zona habitaba el caimán de la costa, una especie que aún está en peligro de extinción. Además, en noviembre de 1988 ingresó a la lista de humedales de la Convención Ramsar.

cuare-3El caimán de la costa no es la única especie amenazada. Los murciélagos, la tortuga verde y la tortuga carey también están en peligro de extinción.  Samuel Narciso, director del Centro de Información y Atención a la Comunidad Fudena (CIAC), explica que Cuare se encuentra en constante peligro, debido al asentamiento de humanos dentro de zonas no permitidas,  la mala disposición de los desechos sólidos, extracción desmedida de recursos naturales y la falta de plantas de tratamiento de aguas negras.

Todas estas causas hacen que con el paso del tiempo se afecte lo que en teoría debe ser prioridad ambiental para el Estado. Uno de los principales problemas que se detectó recientemente es la contaminación de las ostras de Cuare, según informó Narciso. La recolección de aguas servidas y aguas negras colapsa a menudo. La mayoría de las casas tienen pozos sépticos que deben ser conectados a la red de cloacas, porque de lo contrario el sistema de aguas negras seguirá desembocando en las adyacencias de Cuare, lo que hace que tanto la fauna como la flora se contamine.

Este problema no sólo afecta al ecosistema. Más de 500 familias de la región se benefician con la comercialización de las ostras. “Al contaminarse éstas, se disminuye su extracción y en consecuencia la venta y la demanda decrece. Sin contar con el desbalance que se genera, pues hay muchas especies que se alimentan de las ostras”, asegura el director del CIAC Fudena.

Por otro lado, la solución definitiva de la disposición de la basura en los cayos más septentrionales del vecino Parque Nacional Morrocoy tampoco parece llegar. La directora de Fudena, Deborah Bigio, explica las consecuencias del mal manejo de la basura en esta zona: “Cuare se encuentra en una zona donde los vientos son bastantes fuertes. Si los desechos no se recogen a tiempo y no se colocan en los lugares indicados las fuertes corrientes de aire hacen que se esparzan por todos lados”.

cuare-4Fundación amiga

Desde 1989 la Fundación para la Defensa de la Naturaleza, Fudena, desarrolla diversos programas. Las poblaciones de Tucacas, Chichiriviche, Tibana, Tocuyo de la Costa, Boca de Tocuyo, Alto de la Alegría y San Juan de los Cayos han recibido cursos de bioecológía, áreas protegidas, manipulación de alimentos, autogestión comunitaria, desarrollo sostenible, valores ecológicos y conservación de recursos naturales.

Todo esto se realiza, a juicio de Deborah Bigio, directora de la Fundación, con la finalidad de integrar a la comunidad con el Refugio. “Estamos conscientes de que extraer especies del Refugio es ilegal, pero como Fudena no es el ente rector que prohíbe esta actividad, proponemos que los habitantes que viven de esto tengan otras alternativas. Buscamos que el refugio se mantenga de forma sostenible”, asegura.

El trabajo de Fudena con la comunidad e instituciones gubernamentales, ha permitido proponer lineamientos para el manejo del refugio de Fauna y el Parque Nacional. Muchos han sido los logros de esta organización en el estado Falcón: una biblioteca con diversidad de textos, laboratorio didáctico y hospedaje a los investigadores que deseen realizar trabajos científicos en la zona. Además, está planificado inaugurar un museo en donde se exhibirán todos los moluscos que han recolectado a través de los años.

cuare-5Peligros

El turismo descuidado se suma a la lista de causas que pueden afectar este refugio. Tanto Cuare, como el Parque Nacional Morrocoy y la Reserva de Fauna Silvestre Tucurere atraen numerosos visitantes, lo que genera un impacto ambiental. Deborah Bigio invita a todos los deportistas náuticos a tomar precauciones en el uso y anclaje en zonas de arrecife, además explica que es importante acatar las normativas de los entes rectores y respetar las zonas donde sólo se permite ingresar personal autorizado. “Conocer las normas y hacer uso adecuado de lo que la naturaleza provee hace que podamos disfrutar de ella”, explica.

Humedales

Los humedales son ecosistemas acuáticos, naturales o artificiales, permanentes o temporales, dulces, salobres y salados, incluyendo extensiones marinas hasta el límite más profundo de los arrecifes coralinos y plantas acuáticas, o en su ausencia hasta los seis metros de profundidad medidos en marea baja. Estos ecosistemas proveen tierras fértiles, leña y madera, peces y agua, transporte, protección contra tormentas, estabilización del litoral, depuración de las aguas, retención de agentes contaminantes y esparcimiento.

cuare-6Cada segundo día de febrero se celebra el Día Mundial de los Humedales, por la firma de la Convención de Humedales en la ciudad iraní de Ramsar en 1971, de la cual Venezuela es signataria.

En el país existen cinco Áreas Ramsar: Refugio de Fauna Silvestre de Cuare (estado Falcón), Parque Nacional Archipiélago Los Roques (Dependencias Federales);  Refugio de Fauna y Reserva de Pesca Ciénaga de Los Olivitos (estado Zulia; Parque Nacional Laguna de la Restinga (estado Nueva Esparta) y Parque Nacional Laguna de Tacarigua (estado Miranda). En Venezuela hay 24 categorías de humedales y 158 humedales de relevancia por su valor económico, social, cultural y ecológico.

AUTOR

Marisela Castillo A.

Fotos: Cortesía de Samuel Narciso, Fudena

Enter Google AdSense Code Here